Y por fin... Batman v Superman "El amanecer de la justicia"


Pues eso, que el pasado 23 de marzo, justo en el comienzo de la Semana Santa se ha estrenado en nuestros cines la última película que se ha lanzado del universo DC Comics, Batman v Superman "El amanecer de la justicia" y claro, tuve que ir a verla.

Pese a los pensamientos que tenía sobre el cambio del actor que encarna al multimillonario Bruce Wayne he de decir que Ben Affleck me dejó buenas sensaciones. Hay que valorar el trabajo que ha hecho para intentar hacernos olvidar a su predecesor, el cual, hablo por mi, ha sido hasta el momento el actor que mejor ha dado vida a este personaje atormentado por los acontecimientos de su niñez. De momento conmigo no lo ha conseguido, pero bueno, hay que darle tiempo porque la verdad es que va por buen camino.

La película se presenta como el inicio de la Liga de la Justicia, movimiento obligatorio por parte de la compañía de entretenimiento para poder ponerse a la altura del éxito que está teniendo el universo Marvel. La conexión y relación entre el mundo de Superman y Batman la han establecido de una manera magistral y en general está muy bien configurada ya que te deja con ganas de ver más, y eso es a fin de cuentas lo que importa.

Antes de hablar de otras cosas lo que quiero que tengáis en cuenta es que cuando os pongáis delante de la pantalla lo primero que van hacer es volver ha mostraros una nueva versión de la muerte de los padres de Batman, lo cual lo considero innecesario porque los que vamos a ver estás películas o bien ya conocemos su historia o bien tan sólo van al cine a ver a un puñado de personas con super-poderes darse mamporros. Los primeros, hemos visto infinidad de versiones, venimos de haber disfrutado de la mejor saga de películas de Batman de la historia, (no solo por el papel de Christian Bale, sino por la imagen del padre de Bruce Wayne cuyo carácter y valores inculcados en su hijo explican la implicación del hombre murcielago en hacer de Gotham una ciudad mejor) en la que ya rememoraron el trágico episodio. Ya habéis cambiado a los dos actores principales, también habéis dejado en escombros la mansión Wayne (símbolo de Batman, junto con su guarida subterranea), pues no cambiéis todo y dejar un poco de esa esencia.

Cierto es que, así como el papel de la madre de Bruce Wayne en el resto de películas es casi inexistente, en esta película por fin toma un papel relevante y quizá lo que hayan querido es crear un entorno diferente para que percibamos ese cambio. Sinceramente, no lo se, es mi idea.

Vamos a algo más objetivo, el reparto. Está claro que no se la han querido jugar y han conseguido reunir a un elenco de actores que casi son sinónimo de éxito o por lo menos de trabajo bien hecho. 

Yo destacaría a Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons y... BOOM!! Jesse Isenberg que acostumbrado a verle en papeles más "chorras", en esta película me parece que he visto al Lex Luthor más trastornado e impecable de todos, vamos, que de ser un personaje que siempre a sido para mi, que ni fu ni fa, ha pasado a encantarme.

Sobre la trama, pues que decir, básicamente que entre manipulación y malentendido de los personajes aprovechan para mostrarnos a los personajes que van a formar parte de las próximas películas para que nos vayamos enganchando a este universo DC. (No cuento más por no fastidiar la película a alguno)

Y francamente, poco más puedo decir, es una película en la línea de todas estas películas de héroes y heroínas, con una trama que viene sustentada por los cómics y que para mi son las mejores para ir al cine ya que vamos a poder disfrutar de los grandes efectos especiales, sonidos increíbles en las escenas de acción y que al ser "algo" fantasiosas ayudan a evadir la mente y ponerla a prueba, así que os recomiendo al 100% que os animéis a verla.

Por si alguno no lo ha visto todavía os dejo el trailer para que le echéis un vistazo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario